¿Quiénes somos?

La Associació Professional de Conservadors-Restauradors de Catalunya (CRAC), es una asociación sin ánimo de lucro formada por profesionales del mundo de la conservación-restauración de bienes culturales y del patrimonio artístico e histórico.

La Associació Professional de Conservadors-Restauradors de Catalunya (CRAC) es el fruto de la fusión de dos asociaciones que tenían como finalidad desarrollar y mejorar la profesión del conservador-restaurador, al mismo tiempo que la conservación de patrimonio catalán. Con el objetivo de unir esfuerzos, en el año 2011, el Grup Tècnic y el ARCC decidieron iniciar un proceso de fusión que culminó en el 2013 con la creación de la nueva asociación.

El Grup Tècnic, Associació professional dels Conservadors-Restauradors de Catalunya fue creado en Barcelona en 1983 por un grupo de profesionales procedentes del ámbito de la conservación-restauración de los bienes culturales que tenían como objetivo trabajar por el reconocimiento de la disciplina y la protección del patrimonio cultural. En el año 1999, el Grup Tècnic fue reconocido como miembro de la Confederación Europea de Organizaciones de Conservadores-Restauradores, el E.C.C.O. (European Confederation of Conservator- Restorers’ Organisations), organización internacional que trabaja para el reconocimiento de la profesión y que promueve un nivel elevado de formación, a través de la edición y la adopción de un código ético reconocido.

La Associació de Conservadors-Restauradors de Catalunya (ARCC) fue creada en el año 1996 con la intención de mejorar y potenciar la profesión y contribuir a una mayor interrelación entre los conservadores-restaradores. Fue constituida como una asociación sin ánimo de lucro, formada por profesionales del mundo de la conservación-restauración de bienes culturales y patrimonio artístico. 

Grup Tècnic (1983)
190308 1205929257 55 XI Reunio tecnica de conservacio i restauracio 1

ARCC (1996)
nou logo ARCC

Actualmente, representa casi 300 profesionales que trabajan en el ámbito de la conservación del patrimonio cultural. Entre ellos hay autónomos, empresas, asalariados y funcionarios.